8 dic. 2015

Cómo hacer un pompón de lana

¡Hola!

Hoy es un día un poco raro, porque es el último festivo del puente, pero otros no han tenido libre ayer y ya no saben ni en qué día viven... Sea como sea, yo te aviso que esta semana va a venir cargadita de sorpresas, así que coge fuerzas, y sobre todo sigue atento o atenta al blog para no perderte nada, ¡¡porque tengo preparadas cosas muy muy chulas!!

Para empezar, hoy te dejo un tutorial muy fácil y a la vez super útil, para hacer pompones de lana. Sin ir más lejos, te va a hacer falta ponerlo en práctica para el próximo tutorial que estoy preparando, ¿qué será...? Te adelanto que es una idea divertida, y que te va a gustar especialmente si tienes mascotas o niños pequeños.


 Ahora vamos con los pasos para hacer un pompón; como siempre, todo bien explicado y con fotos del proceso completo para que te quede perfecto. Además, es una actividad perfecta para hacer con niños, porque es muy fácil, estimula sus sentidos, y les tendrás entretenidos un buen rato. 



¡Adelante!


Los materiales que vas a necesitar seguro que ya los tienes por casa. Utilizaremos lana, tijeras, y dos "donuts" de cartón, que serán nuestra base para hacer el pompón de lana. Como plantilla para hacer los discos de cartón he utilizado un rollo de washi-tape, seguro que esta idea te ayuda un montón ;)


Antes de comenzar, lo primero que hacemos es juntar los dos discos de cartón y hacer un corte en un lado. De este modo quedan abiertos para poder trabajar cómodamente con la lana.


Ahora empieza la parte divertida para los peques. Vamos a ir rodeando poco a poco los aros de cartón con la lana, comenzando junto al corte que hicimos antes (recuerda que tenemos los dos discos de cartón juntos). Para que no se deshagan las vueltas, da una o dos sobre el extremo inicial de la lana, y continúa a lo largo del aro de cartón.


Cuando llegues de nuevo al corte, pero esta vez en el extremo contrario, lo que tienes que hacer es volver hacia atrás dando vueltas al aro de cartón, y repetir esta operación tantas veces como sea necesario.


Llegará un momento en que tengas un "donut" bien gordito y el agujero del centro esté casi relleno. ¡Ya tienes toda la lana que necesita el pompón! Así que es el momento de cortar la hebra de lana ;)


Este es el momento más delicado de todo el proceso. Vamos a cortar la lana introduciendo la tijera entre los dos cartones. ¡ahora entiendes por qué necesitabas dos aros! El hueco que vas haciendo al cortar te sirve de guía, pero al mismo tiempo intenta sostener firmemente el "donut" para que no se mueva la lana y no pierdas los pedacitos que vas cortando.


Cuando termines de cortar por el borde de los cartoncillos, quedará algo como lo que puedes ver en la imagen superior, con los discos de cartón en el medio y un montón de pedacitos de lana bien apretados. Antes de retirar el cartón, corta una hebra de lana de unos 20cm de largo.


Pasa la hebra de lana entre los dos discos de cartón y haz una lazada. Intenta apretarla todo lo que puedas antes de anudar para asegurarla, porque de ello depende que el pompón no se desmorone cuando retires los cartones.


Una vez retirados los cartones, recorta con unas tijeras las puntas de lana que sobresalgan, y arregla un poco la forma redonda del pompón para que quede perfecto.


Y ¡¡tachán!! Ya tienes tu pompón terminado. Yo voy a dejar sin cortar los cabos de la hebra que atan el pompón porque como te decía antes, voy a utilizarlo para otro tutorial y lo necesitaré así, pero si quieres que sea perfectamente redondo, sólo tienes que cortarlos a ras de la bola.

Ahora que ya sabes hacer pompones, puedes utilizarlos para decorar el árbol de Navidad, para hacer una guirnalda, para hacer muñecos de nieve o animalitos... ¡Échale imaginación! Pero si necesitas inspiración, puedes pasarte por mi Pinterest y ver el tablero "Ideas con pompones", ¡hay cosas realmente preciosas!

Y si te ha gustado este tutorial, no olvides dejar un comentario y compartirlo en las redes sociales con los botoncitos que tienes aquí abajo, ¡es gratis!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te imaginas la ilusión que me hace recibir comentarios; así que si estás dudando si escribir o no..., ¡hazlo! A mi me haces feliz, y tú no te quedas con tu felicitación, duda, o sugerencia en el tintero. ¡Gracias mil!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...